13 septiembre 2014

Bob Mould "Beauty & ruin"


Portadaza, eso lo 1º: Bob Mould hoy, reflexivo y sereno, contempla su propio reflejo de juventud, un Mould joven y cabizbajo que parece lidiar con tormentos internos. El héroe del hardcore de los ochenta frente al superviviente del rock alternativo que hoy es el ex Sugar.
Lo mejor de la música de Bob Mould es que más allá del eterno ejercicio de estilo de sí mismo (sus álbumes son siempre reconocibles, salvo salidas por la tangente como su coqueteo electro a principio sde s XXI) supone un espejo en el que refleja sus propios fantasmas, un diario personal que puede ser más abatido, más optimista o más oscuro según el momento. Hoy Mould parece sereno, acepta su impresionante legado con alegría, suele versionear clásicos de Hüsker Dü y Sugar y mantiene la energía de un chaval, cuando supera los cincuenta. Me hace gracia ver su rock attitude en directo contrastando con esa pinta de profesor de geografía de la ESO, calvo y con blanca barba. Pero es que claro, Mould es el rock tal cual hoy lo entendemos. Sin él y su legado no se entienden cosas como Nirvana, Pixies, incluso Green Day, por citar nombres famosos a los que deberíamos añadir todo el subsuelo de bandas guitarreras y melódicas del universo.
¿Y "Beauty & Ruin"? Pues notable, nantiene la estela de potencia del anterior "The Silver Age" y se pasea por las caras más reconocibles y apetecibles de Mould: hardcore a lo Dü ("Kid with Crooked Face"), la potencia melódica de Sugar ("The War"), el descanso acústico entre tanta distorisón/murodesonido ("Let the Beauty Be") y minimiza los coqueteos con el adult oriented rock (esos arreglos a veces audiobellos, a veces horterillas, que se le escapaban en sus mementos más débiles).
Puede que el nivel compositivo de "Beauty" no alcance al de "Silver", o puede que la sorpresa de aquel disco, un bombazo rock tras una deriva domesticada, haga que la torta de este espejo de reflejos no nos resulte tan intensa e inesperada. Con todo, un Mould a nivelón, recordándonos que él es, sí, el que estaba detrás de "Zen Arcade" o de "Copper Blue".

The Mothers Of Invention - Freak Out! (1966)

En lo personal Zappa me resulta una fricada porla que el paso del tiempo se ha dejado sentir mucho. Esto no quita que evidentemente es de los primeros verdaderos monstruos experimentales que ha dado el rock, con esa macedonia de influencias, músicas, mensajes conceptuales, sonoridades marcianas y desfasadas sixties.
Pero vamos, no soy d los que se pone al Zappa una vez al mes.
Este disco es uno d elos puntos altos de la historia del rock, por supuesto. Y si se insiste en la escucha, empiezas a advertir su brillo, claro. Pero en fin, no es mi rollo, no.

THE MAMA´S & THE PAPA´S - IF YOU CAN BELIEVE YOUR EYES AND EARS (1966)


¿La cara ñoña de la California pre psicodélica? Quizá, aunque las letras se impregnen de melancolía y algún tinte social. pero da igual, la verdad es que las armonías de estos folkies inoculados por los sesenta psicotrópicos son de las más grandes de la historia del pop, y eso pesa en la escucha.
Disco cojonudo, aunque me gusten más los "a cara de perro" que las sonrisas bobas a cámara.

THE KINKS - Face To Face (1966)



Discazo de un grupo que no debería restringirse al culto de la gente que escucha música, sino que habría de estar en la esfera icónica de Beatles, Stones, Hendrix o Beach Boys.
Mayúscula alquimia de pop, experimentación sonora, rock y música circense, ese toque vodevilesco que Kinks daban en ocasiones a sus canciones críticas e inteligentes.
Opus Maestrísima.
Cancionaca, claro, su éxito "Sunny Afternoon"

10 septiembre 2014

Vigo tiene una cruz

Ya es un tema comidilla fuera de los muros de esta ciudad: una cruz ostentosa, sita en pleno centro, frente al ayuntamiento de la ciudad, en una ladera, es la polémica local. Un monumento a los caídos por Dios y por España en la Guerra Civil. Una loa a los caídos en defensa del fascismo golpista, con indisimulada forma de icono cristiano.
Hay dos modos de defender a esta mierda empalmada en medio de un monte histórico, un lugar bello, con restos de nuestra prehistoria que se ve hurgado y violado por el aguijón cruzlatino este. O se defiende porque es religioso y eso gusta, a los religiosos, o se insiste en que un movimiento de maquillaje político retiró en los ochenta el contenido, manteniendo el continente. Ahora no me llames Paco, ahora me llamo Pepe. Pues no, eres Paco, eres una cosa franquista. Y si lo que te mola es la cruz por cristiana, tienes iglesas, bastantes, en Vigo para gozarlas (te respeto esa voluntad, claro, pero no me la impongas). Mirad, propongo sustituir la latina por una Estrella de David allí mismo, bien grande, y titularla "La estrella de la Paz mundial". A ver esos religiosos devotosde la cruz que piden tolerancia qué opinan. Esto es un disparate, pero quiero decir que la religión es personal, totalmente respetable, claro... e intima, y una democracia aconfesional debería cambiar ciertos comportamientos conservadores (conservadores de la cuarentena de años de reserva espiritual dictatorial, claro).
Pero parecía que la razón laica y democrática  (y estética, ver foto abajo) se imponía por vía judicial... hasta que nuestro Alcaldísimo hizo lo que suele: remar a la contra. Abel Caballero, la alcaldía, socialistas a tope ahí (jajaja) recurrirán la sentencia.
Lo primero que me vino a la cabeza es que, como he comentado ya en otro lugar, nuestro alcalde ha perdido rotundamente, con esta acción, las elecciones de 2015 (y a lo bonzo si contamos con la nueva ley electoral). Cuando aparecen dispersas fuerzas de izquierda y el socialista que es alcalde sin mayoría se embiste de la soberana protección de monumentos faraónicos cristianos y de origen fascista, ¿qué van a hacer buena parte de sus votantes? Y lo siguiente: disperso el voto hacia una izquierda real pero plural, en un ayuntamiento donde el PP ya tiene en encuestas la mayoría simple de votos, ¿quién gobernará Vigo tras las próximas elecciones? Lo dicho, fallo garrafal de un hombre acostumbrado a creer que la calle es suya en Vigo y que por ir a la contra es capaz de caminar contra la dirección de su propia sombra. Y  lo siento, porque hay cosas a valorar en su gestión, pero todo esto me parece un fallo y reflejo de un ego contraproducente, y un hecho de resistencia antinatural (por favor, un alcalde de izquierdas, ¿no podía estyarse quieto y respetar la separación de poderes?) que provoca rabia.
Y mucho bochorno. Por la crucecita de su puta madre, claro, que ahí sigue.

27 agosto 2014

El artista

Hace un tiempo, a raíz de una charla/discusión sobre el negocio del cómic y su futuro y todo eso, cité a Ian MacCaye. Fue un posicionarme éticamente ante una idea contable del acto creativo. MacCaye fundó bandas hardcore como The Teen Idles (1979), Minor Threat (1980), Embrace (1985) y Fugazi (1987), y últimamente tocacon Amy Farina en The Evens. Y todo lo autoedita en su sello Dischord Records. Esclavo de nadie, creador 100% libre.
La cita del artista, por cierto, era,
Lo que siempre le digo a la gente cuando me preguntan cómo se puede ganar uno la vida haciendo música, contesto: ‘Olvídate, no es un puto trabajo’. No se trata de plantearte si quieres ser camarero, abogado o músico. Es tu propia voz, algo que debes hacer si de verdad lo sientes. Y entonces me preguntan ‘¿Y cómo puedo llegar a ser famoso?’ No sé cuál es el secreto, no lo sé. Es simplemente algo que pasa o no pasa. Lo más importante para todo lo que uno haga es amarlo. Si lo haces, nunca te plantearás la importancia del éxito al cabo del tiempo.
Bonito, compro para el acto de hacer arte, en general.
Y ahora escuchemos a uno de los más importantes nombres de la historia de los cómics, también escritor literario y, bueno, mago, hablar sobre escritura. Ábrete de orejas, habla Alan Moore (subtitulado):

23 agosto 2014

LOS GUARDIANES DE LA GALAXIA

Muy interesante el último producto Marvel, más allá de resultados artísticos.
"Los Guardianes de la Galaxia" se ha cocinado con elementos muy propios del universo Marvel, del mismo modo que Vengadores de Whedon. Si entonces el modelo era la Marvel sixties, con sus careos entre personajes que se resuelven en épica púgil, ahora el espejo el el desarrollo setentero que trajo Jim Starlin (mirándose, obviamente, en la revitalización que se pretendió en los dosmiles). Esto es, en la zona cósmica de los superhéroes. En este sentido, apunte breve desde la frikizone, me extrañó no encontrar un cameo fugaz de Galactus (sí lo hay de otras criaturas cósmicas todopoderosas), pero el palo del asunto es ese: un vasto cosmos poblado de peligros y poderes inimaginables, que pende de un grupo más bien bufo (en esto algo hay de Starlin también, el que intentó revitalizar a Silver Surfer y a Warlock como dueño de las Gemas del Infinito allá en los noventa). Desconozco si la nueva serie de los Guardianes se apoya también en el humor, por cierto.
Me interesaba comentarlo porque, la verdad, estos Guardianes me son ajenos completamente (sí recordaba al grupo ochentero). Esto viene a apoyar una cuestión: esta cinta es autónoma, y aunque evidentemente se nutre del bestiario Marvel, puede ser asimilada por cualquier espectador ajeno a las grapillas y los quioscos o librerías especializadas. La cuestión no es menor, como comentaré al concluir mi perorata.
¿Y qué tal la película? Pues predecible, y de una grandiosidad descomunal y permanentemente trepidante. En ocasiones me pareció la versión hipermusculada y multiplicada a todo el film del glorioso final de "Los Vengadores". Bien mezclado con Star Wars (ese cartel) y el nervio de JJ Abrams en "Star Trek". Todo es de una enormidad que empereza. Menos mal que el humor está presente para desengrasar. Si "Los Guardianes de la Galaxia" funciona o al menos no te saca de la pantalla, es gracias al vacile. Y sobre todo a la sobre explotación de un infalible recurso Marvel: los miembros del "equipo" apenas se soportan cuando no son directamente antagónicos. Como en los viejos 4 Fantásticos, siempre en escaramuza interna. La moraleja entrará en juego, claro, y caerá una generosa cascada de amapolas y miel que les hará comprender que son Un Equipo y que se Quieren, manda la ley del comercio y lo obvio, por supuesto. Pero moralinas y obviedades al margen, el cóctel explosivo de polos opuestos está servido, y eso siempre funciona.
Luego, los malos, si eres marvelzombi lo gozarás, si no, Thanos no tiene más entidad que la construcción del Peligro Definitivo de Los vengadores 3 (o 4 o cuando toque, mientras, vamos inflando el icono en apariciones breves), Ronan luce, y los demás son comparsas.
En fin, todo envasado en efectos digitales de campanillas y ritmo trepidante, pero sin el orden a la dirección de Whedon, cuyas escenas de batalla eran coreografías tan espectaculares como 100% legibles.
En todo caso, exitazo, y aquí está lo más interesante de todo. ¿Los Guardianes de la qué?. Hasta ahora Marvel Cine explotó (y sobre explotó) lo que podemos llamar iconos populares: los X-men, Spiderman, Hulk, luego Vengadores, que supuso un plan elaborado con las maneras de la continuidad Marvel por bandera, en una serie de precuelas en sustantivo antes de abordar al colectivo... pero ahora el exitazo ha llegado con unos perfectos secundarios. Desconocidos en los mass media.
"La casa de las ideas" tenía una cojonuda y la ha bordado: invadir el cine paulatinamente apoyándose en sus mitos... hasta conseguir que lo que venda no sean los personajes (mucho menos aún, claro, sus creadores, ninguneados) sino... la marca. "Guardianes de la Galaxia" ha triunfado no por Starlord o por Ronan. Ha triunfado por ser "Marvel". "Marvel" como marca de producto ya vende en Hollywood, hogar de Disney, dueño de Marvel. Mañana pueden hacer una película de Doc. Samson, que será un éxito absoluto porque vende "Marvel", no el personaje-icono. Definitivamente los cómics han muerto, en la editorial, solo resta un enorme pozo del que abrevar.

21 agosto 2014

"granada", de Sílvia Pérez Cruz y Raül Fernández Miró

Silvia y Raül revueltos y juntos.
Hay discos que nacen importantes. Son pocos y "granada" es uno de esos. Impepinable. Una de las voces más sobrecogedoras de la canción nacional, que ya embriagaba en Las Migas, unida a una de las cabezas pensantes más inteligentes del panorama nacional (desde los tiempos de Corn Flakes hasta su presente como Refree)
Bueno, el caso es que Silvia y Raúl se conocen desde hace años y llevan como diez mareando la perdiz, actuando juntos, produciéndose, admirándose pero reconociendo que un proyecto en común sería difícil. Diez años, digo, que han sido la maceración natural para encontrar el tono y el repertorio. Una gesta, ya que hablamos de dos personalidades consolidadas, autónomas, fuertes y muy diferentes, que han tenido que aprender a encajarse en una música orgánica.
Para lograrlo se centran en versiones dispares (de Schumann a Cohen) y desnudas (ella y él a la guitarra, con escasísimos acompañamientos extra puntuales).
Y cuajó un disco que se advierte maduro, único, fluido y versátil, conceptual y poliédrico, con una Silvia que muta de cantautora de nova cançó a flamenca pasando por la chanson y latinoamérica sin despeinarse, y sobre todo, milagro, donde el papel de Raül a la guitarra supera el de acompañamiento de una voz suprema. NO se puede entender "granada" sin su manera de abordar las cuerdas, heterodoxa, mutante y empapada de misterio.
Obra maestra que solo supera (a juzgar por You Tube) su puesta en directo.

Estas son las versiones:
  • Abril 74 de Lluís Llach
  • Puerto Montt Está Temblando de Violeta Parra
  • Acabou Chorare de Luis Galvão / Moraes Moreira
  • Hymne A L'Amour de Marguerite Monnot
  • I Get Along Without You Very Well (Except Sometimes)de Hoagy Carmichael / Jane Brown Thompson
  • Pequeño Vals Vienés de Leonard Cohen / Federico García Lorca
  • Albert de Albert Pla
  • Carabelas Nada de Fito Páez
  • El Cant Dels Ocells (canción popular catalana)
  • Que Me Van Aniquilando de Enrique Morente
  • Im Wunderschönen Monat Mai de Robert Schumann
  • Aus Meinen Tränen Spriessen de Robert Schumann
  • Mercè de Maria del Mar Bonet
  • Corrandes D’Exili de Lluís Llach
  • Compañero [Elegía A Ramón Sijé] de Miguel Hernandez / Enrique Morente
Vale.

18 agosto 2014

My generation, de The who (1965)

Lo admito, los Who nunca han sido una de esas bandas en las que haya profundizado. No me preguntes la causa, es un "sin más", pero escuchar de cabo a rabo esta barbaridad de disco evidencia el grave error.
Subsanado, me topo con pop al nivel Lennon/McCartney, intensidad soul y muuuucho rock: un trallazo para su tiempo que mantiene aún el calambre de sus surcos.
Cancionaca. Bueno, muchas, pero lo obvio, ¿no?, la titular. O esta otra:


17 agosto 2014

EL LOBO DE WALL STREET, de Martin Scorsese

¿Reiteración y agotamiento o pulso maestro del discurso de un "Autor"? Lo segundo, para mí lo segundo.
Scorsese mueve ficha sin cambiar la estrategia y dirige su bisturí a la "alta sociedad" bursátil. Los brokers de la Calle Wall. Y la lía parda, claro, a partir de un texto ajeno (autobiografía del delincuente financiero Jordan R. Belfort) que colma de su propia mirada, siempre afilada, nunca en relax a la hora de enfrentarse a las miserias de Nueva York como definitivo espejo del mundo capitalista moderno.
Y al mirar a un espectro del pantone neoyorkino inaudito en su filmografía, aleja la sensación de repetirse, agudiza la bilis, completa su discurso sobre la manzana podrida que es el sistema en que nos movemos, y antes que reiterativo se nos ofrece agudo y feroz.
En "El lobo de Wal Street" tenemos el pulso único del director de "Uno de los nuestros", cinta con la que veo mucha relación en el estilo fílmico y eso es discurso también: telita por parte de Scorsese aplicar el estilo de filmar y narrar de Good fellas al ambiente bursátil de su última cinta, eso es mensaje y viene a decir que quienes habitan la cúpula financiera del capitalismo son unos mafiosos del copón.
Unamos al mejunje un Di Caprio brutal y algunas escenas de lo más delirante de Scorsese (todo el pollo de la droga caducada y los teléfonos pinchados es sencillamente de lo más cañón que recuerdo en la carrera del autor de "Toro Salvaje") y zasca, tenemos otro clásico instantáneo de quien hace 38 años entregó "Taxi Driver". 100% Maestro, 0% polillas.