30 enero 2015

A la mierda la música para viejos

No soy de los que van aflojando esfínter con los clásicos del rock sin que ni me suene, no sé, Eels, por citar algo que ya tiene una carrera consolidadísima, hoy. Que sí, que a todos nos gustan y gustaron AC/DC, Neu! y The Smiths, y todos adoramos a Joy Division, pero el rock, a diferencia de muchas otras cosas, es una ética que vive del presente o se transforma en un armario lleno de ropa y polillas. El presente ventila. Para mí, desde luego es así, es mi ética.

Puedo escuchar música para viejos (la música que escucharon tus padres, o la que yo escuché a mis veinte, ¡hace más de veinte años ya!) pero si dejo de emocionarme con la savia nueva mejor me abandono a Haendel y Palestrina.

Porque el rock no es (solamente) genuflexionarte ante los clásicos consumados y hoy inertes (estatuas de marfil, preciosas, pero de otro tiempo). El rock es sentir pálpitos con algo nuevo. A veces inventa universos. Otras, solo abreva del pasado (de las estatuas marmóreas, pues) para hacer cosas excitantes, vivas y del presente.

Un ejemplo (al hilo de un "Estado de Facebook" de Borja Crespo, otro eternal youth):

Me alucina que estas niñas y un chaval rondasen los 15 a 19 años, cuando grabaron temas como este "Otitis" que tiene tantos evidentes padres (os dejo los comentarios para citarlos) como emana excitación y talento para empalmar orejas con una fuerza excitante.

Excitación, justo lo que no puede darte una estatua de mármol de hace treinta años.



Ah, en marzo-abril no les llames por teléfono: están girando por Estados Unidos, sí.

20 enero 2015

JAVIERA MENA, Otra era

Los discos de éxito deberían ser todos así. Qué maravilla poder decir que algo que conoce hasta el tato es además cojonudo. Porque lo que Mena hace es pura y simplemente música disco sin coartadas, absolutamente embriagadora, petarda, ochentera, también actual. Refinamiento rompepistas, sostenido por buenísimas melodías, estribillos en crescendo y letras para gente con cabeza.
"Los olores de tu alma" arranca con esos bajos penetrantes a tope, y se cuelan ráfagas house, dinámicas Pet Sop Boys, el italo-disco, y sobre todo una energía potente, petarda (ya digo, muy ochentera, sabiamente ochentera, Javiera Mena).
Le sigue mi favorita (o casi), una canción baja de revoluciones (para el after, entonces) con una melodía sintética que haría morir de envidia a los primeros OMD y una letra entre cándida y mística ("Otra era", claro). Y la cosa no decae, tema tras tema todo es logrado en este disco, incluido un tema, "La carretera", donde El Guincho (Grande de España) colabora igual que Javiera colaboró con El Guincho hace años. Y luego está el cierre, "Espada", un tema que ya es historia del pop latinoamericano por su vídeo colmado de referencias lésbicas. Y porque es una canción como la copa de un pino, claro.
En fin, esta es la "música latina" que me pone, no las chochonas y chochones objeto sexual que nos mandan desde allí.
Lúdica, talentosa, Javiera Mena es el oasis en la radiofórmula. No le des la espalda. Baila.

19 enero 2015

Corazón Delator de Edgar Allan Poe. Animación de 1953 (subtitulado)

Buen día, hoy, para recordar al escritor con un corto clásico: El corazón delator, con voz de James Mason (subtitulado).

16 enero 2015

Javiera Mena - Otra Era

Estos días me estoy poniendo hasta las cejas recuperando el tiempo musical que los cabrones de Swans me habían arrebatado. Sí, desde ese agujero negro que es To Be Kind (disco de 2014 pero de calle) solo el reencuentro con algún nombre clásico en mi particular Olimpo (Mogwai, Bob Mould...) metió nueva música en mis orejas.Y alguna excepción extra que puedes rastrear en este blog, etiqueta "discos del Octavio pasajero".
Pero el especial Rockdelux de enero, cargadito de listas como siempre y tal, me ha despertado el mojo musical.
Dicho esto y avanzando que vendrán reseñitas cortas e insustanciales pronto, pregunto:
¿Mola, o no mola un Potosí Javiera Mena?

15 enero 2015

ALVVAYS. Alvvays


¿Cuántas bandas de frontgirl surfpop con distorsión se colaron en las listas de "Lo mejor de" del siglo XXI ya? Alvvays llegaron con su frescor reverberante para hacer lo propio en la de 2014, y si entran no será, evidentemente, por originales (es lo de las demás, es pop, candidez, ruido -más un eco sofisticadamente retro que un muro de furia-, melodías y una bonita voz, muy bonita de hecho, mucho), sino por las melodías como pepinos al sol que son capaces de crear.
Es lo que cabe decir de este debut: que pocos discos atesoran tantos singles perfectos como este (atención al clip, maravilla es), y que por eso merecen un rato de atención aunque no invente nada de nada. Olvidaremos a Alvvays en un suspiro, pero mientras estamos tomando el aire de su debut todo será perfecto y maravilloso.

13 enero 2015

Muere José Luis Moro, creador de la familia Telerín

Recuerdos de infancia generacional.




Descanse en paz su creador (José Luis y su hermano Santiago crearon los estudios Moro, de los que sale el anuncio, eentre otros iconos del tardofranquismo o la transición -Ruperta, Botilde...).

11 enero 2015

¡Si es que van provocando!

Comenta Darío Adanti en ocasiones que los límites en Mongolia son los que establece la ley española, y a tales efectos la presencia de un abogado en las filas de la revista tiene su utilidad. Cuando las leyes de un país son democráticas y respetan las normas supranacionales que velan por la justicia de un modo más o menos universal, son el marco lógico por el que se debe guiar la libertad de expresión. Dentro de las reglas de juego más justas, nada es injusto y todo debería estar permitido. También la libertad de expresión de ideas.
En todo caso si el lector lo considera pertinente, siempre podrá acudir a la ley, demandar a la publicación satírica de turno. Así lo comentó en entrevista a la cadena Ser Philippe Lançon hace años. No hay justificación para la barbaridad sucedida el pasado 7 de enero.
Pero uno sale a la calle, cena en grupo, habla con otros seres humanos, o no digamos si bucea en redes sociales y lee declaraciones en prensa, y no parece que todo el mundo esté convencido... "Condeno pero lo estaban buscando" es casi un hastag, así como los ataques al humor de Charlie Hebdo, entendido como provocación.
Es que van provocando:
 
¡Pues las violamos, claro!
Pues no, no las violamos, y no van provocando.
Charlie Hebdo ejercía su libertad. La de expresarse con los modos del humor gráfico, o de un humor gráfico, el que saca más filo a sus lápices. La de reírse y criticar todo aquello que a ellos les parecía merecer el escarnio de su filo.
Escarnio: Burla muy ofensiva y humillante que se hace con la intención de herir y ofender.
Burla hiriente. ME ENCANTA. Hay una larga tradición literaria en el escarnio que practican Charlie Hebdo (o los citados Mongolia y tantas otras cabeceras de humor fibroso).  Ya no solo en la tradición gala, que lleva hasta la prensa decimonónica, sino de la naturaleza humana, que lleva hasta... muy lejos. La "cantiga de ESCARNIO e maldizer" la hemos estudiado todos de chavales, yo al menos en literatura gallega, claro, a los 17 años. Recuerda la wiki:"es un género satírico de la lírica medieval gallegoportuguesa, derivado del sirventés provenzal [¡Francia!].En principio, existía una distinción entre las cantigas de escarnio (que utiliza sobreentendidos y palabras encubiertas) y la de maldizer (maldecir), en las que el poeta expresa bien a las claras sus insultos."
Y añade la enciclopedia que "A este género pertenece el documento literario más antiguo de los conocidos en lengua gallega o portuguesa, la cantiga Ora faz ost'o senhor de Navarra de Joan Soares de Paiva, nacido en 1141."
En el siglo doce, amigos, los poetas ya daban cera, con nombre y apellidos. Claro, no a Dios, recuerda, Edad Media, pero leed esto:
Fue un día el juglar Lopo
a cantar a la casa de un infanzón
y éste ordenó que se le dieran
tres coces de regalo en la garganta;
y en mi opinión fue poco generoso,
...
Fue escaso el infanzón
al darle coces en aquel momento
puesto que a Lopo dio
tan sólo tres en la garganta
y se merece más el juglarón.

PERO GARCIA D'AMBROA (Antes do 1203-Mediados del siglo XIII)
 A decir de muchos tuiteros, D'Ambroa merecería que los primos de Lopo le acorralasen y dieran una buena paliza. O al menos, que se lo estaba buscando. Philippe Lançon sin embargo apostaría porque se llevase el caso del escarnio ante el rey, ante la ley de la autoridad.
Parece lo sensato si descontextualizamos y hablamos de unos señores que se ponían verdes en 1200 y pico. Después de todo nos importan un bledo. Pero cuando HOY un humorista se mete con lo que terceros plantean como intocable (o uno mismo) la respuesta no es "se merecen esa demanda", si no, "se buscaba que les volasen las cabezas"
Qué barbaridad.
Y cómo nos estamos alejando de lo que debería ser una sociedad moderna, eficaz, civilizada y tolerante, al rebufo de los traumáticos acontecimientos.
Se habla de "réplica" o de "respuesta" porque, ah, la barbarie fue germinada por el imperialismo estadounidense. Que no digo que no. Pero... ¿qué es al fin y al cabo una acción colonial? La intromisión de unos en el sistema (legal, social) de un tercero para intentarlo modificar para sus propios intereses, sean económicos, ideológicos o de la índole que sea. Asesinar a unos autores de historieta satírica para minar un pensamiento y unas maneras de manifestarlo, para intentar imponer otro modelo de pensamiento ¿qué es sino otro modelo de intento de colonialismo (aunque fuera solo de pensamiento)? Entonces, ¿se trata del "¡...y tú más!" que tanto criticamos a nuestra casta política?
Con la sangre aún en los despachos de Charlie Hebdo no debería tocar debatir el modelo imperialista de occidente, sino el extremista yihadista. Porque además es complejísimo. Pero no, hay que ser el más progre y el más culto y pensar en términos de fichas de dominó. Nosotros somos los culpables y ellos (Hebdo) lo estaban buscando.
Vamos mal...

¿Hay solución, o en este punto, el modo en que el humor ha de ser, nos han asestado un exitoso golpe (colonial) a base de terrorismo contra la libertad de expresión? Ahora mismo, diría que el crimen ha supuesto un éxito. "Es que van provocando". Pero dejadme ver luces al final del túnel. Dejadme creer que el número de Charlie Hebdo que va a salir en días, horas, pueda regenerar la conciencia de este occidente aletargado. Dejadme creer que el heroísmo del semanario hará entender que la minifalda es bonita, y que si no te gusta, no mires. O denuncia. No violes. Y que el humor no tiene fronteras, si no son las leyes, porque si no, meterse con las minifaldas mal; con Dios, mal; con el Rey, mal; con el Presidente, mal; con los pueblos, mal; con tu cantante favorito, mal; con el ministro de educación, mal; con la prensa, mal; con Cuéntame, mal; con el tráfico, mal; con la seda, mal; con el sistema métrico decimal, mal.
Será el fin del humor, y del ánimo crítico. Será la dictadura del pensamiento.
Charlie, vuelve pronto.

Un dolor inmenso (todos somos Charlie Hebdo)

El pasado miércoles fue uno de los días más tristes para el cómic. El día más triste, mejor dicho, de la historia del cómic y el humor gráfico.



Llevo varios días algo bloqueado, leyendo mucho y a muchos, pensando si escribir algo, para qué ¿Quién soy yo en el mundo herido del cómic y el humor gráfico? poca cosa, hay otras voces que sí se están manifestando y merece la pena leerlas por su peso en el sector y por la lucidez y hasta emotividad de sus palabras e ilustraciones. Incluso las plumas y los muchos homenajes gráficos que ya aciertan al abordar el suceso, ya están ahí, y no creo poder aportar nada nuevo, ni gloriosas revelaciones o análisis preclaros.
¿Qué decir, de decir algo?.
La condena al terrorismo es lo obvio.
La indignación ante la estulticia de muchos en redes sociales, las frases hechas convertidas en tuitts... es una pérdida de tiempo, y es mejor ignorar todo ese maremágnum.
Los olores más peligrosos, el racismo latente o algo más, preocupan, ¿pero?¿digo que NO?¿que el problema no es de un pueblo atacante, una religión invasora?¿Que hay más matices? Los hay.
Entonces...
¿Porqué escribir sobre Charlie Hebdo yo, aquí? Quizá por lo único válido, porque siento mucho dolor. Porque toda mi vida he leído cómics, y eso hacían Charb, Cabu, Wolinski, Tignous. Eran autores de cómic, de humor gráfico, incisivos destripadores de la sociedad y el presente, vía el humor sin sordina.
Wolinsky, "Lily la pute", Hara-Kiry, 1966
No me las daré de lo que no soy, no soy lector ni entendido del Charlie, pero su herencia (o la herencia de su ascendente directo, Hara-Kiri) es tan vasta que abarca todo en el humor menos políticamente correcto, de El Papus a Mongolia, de El Jueves a Orgullo y Satisfacción. Representa una tradición del humor hoy más necesaria que nunca. La que nos hace reír riéndose de todo.
No habría que pensar que son valientes, sino lúcidos. Sabemos que estaban amenazados, pero la materialización asesina, criminal, fundamentalista, ha convertido esa idea pulsante en realidad horrible. Hoy todo dibujante satírico está en una situación de peligro. Porque además los buenos no callarán, no han callado, de hecho. Y seguirán luchando por la libertad de expresión. Con el humor. Haciéndonos reír.
He escrito "lucharán". Creo que las cosas han cambiado a partir del atentado del pasado miércoles.
Y es cierto mucho de lo que se dice. Sobre todo, que sí, "todos somos Charlie" porque el terrorismo integrista puede ir a por todos. Por pensar, y no hacerlo culo en pompa mirando hacia ellos. Y podríamos enredarnos en hablar de causas, naturaleza, culpables, causantes y consecuencias, dimes y diretes alrededor de los integristas radicales religiosos (que son minoría en el Islam, hay que decirlo).
Pero yo sigo focalizado en una idea, la de la terrible pérdida sin sentido de un grupo de autores de cómic y humor gráfico (que no periodistas, como leo tantas veces), y solo me consuela que en breve saldrá un nuevo número de Charlie Hebdo, con una tirada salvaje de 1.000.000 de ejemplares, porque NI DIOS puede parar al humor, sin el que somos cualquier cosa menos seres humanos.