18 diciembre 2014

THE DARK SIDE OF THE MOON (1973) Pink Floyd


Aunque el sonido empalagoso e inflado me agota (esos saxos, esos coros, bufff), y los solos grandilocuentes de guitarra me provocan bostezos,  y aunque prefiero a los Floyd de Barret inventando mundos que los de Waters engrandándolos (y ahuecándolos), sí se agradecen algunas melodías bonitas que, evidentemente, hay en The Dark side, y que este disco vendiese lo que no está escrito me deja pensando, en estos tiempos donde las radiofórmulas se nutren de consumo rápido, streamings voraces, jingles y canciones bobas, si algo así, con ganas de probar texturas y sonidos (aunque estén a años luz de coetaneos como Can o Neu!) se comerían un colín.

17 diciembre 2014

THE CURE, Pornography (1982)

Me canso de seguir la cronología del 1001 discos, a partir de ahora abro el libraco al tuntún y lo que caiga :)

Vamos, pues, con lo que "ha caido": "Pornography", de los Cure, esa banda de música tan suya y voz tan rara y actitud en escena tan quieta que sin embargo llenaban y llenan estadios de fútbol. Época requetesiniestra, en este disco.
Lo 1º la foto, sí, Robert Smith y los Cure también fueron chavalotes.
Y el disco es discazo, oscuro, tenso, un monolito de música ambiental pero nada gaseoso. Mucha melodía hay aquí, pero también mucho ambiente. Oscuro, claro. No me parece lo mejor de esta época "gótica" de la banda, pero son unos Cure en su momento, seguros de su sonido y a punto de dejarse llevar por nuevos senderos (en estos tiempos seguro que se tiraban todo el día escuchando ya a New Order)

Por cierto, Smith siempre me ha parecido un guitarrista fabuloso, ¿cosas mías?

16 diciembre 2014

En el anuncio de la Lotería no suenan Bon Iver

Por si mi club de fans se lo pregunta, a mí me gusta el anuncio de la lotería navideña de este año. Apela a cosas muy reconocibles, de telediario el 22 de diciembre, y a sentimientos universales (ese "cómo sería si..."), a buenos sentimientos, y se beneficia de un actor francamente bueno, que logra el cruce perfecto entre Osito Mimosín y Pollito Calimero.

Solo me fastidia el cuento la canción de James Vincent McMorrow, "Glazier", que calca DEMASIADO a un gigante, Justin Vernon (nombre artístico Bon Iver). Pero donde Bon Iver suena áspero y doloroso, logrando una sensación de tristeza aguda nada confortable (al menos en su debut, luego un segundo disco evolucionará las cosas), Vincent es algodón de azúcar y efectismos tramposetes. Bonito pero de evaporación rápida.

Recordad: Bon Iver, esos sí:

05 diciembre 2014

tUnE-yArDs en directo.

tUnE-yArDs traían el runrún: lo suyo sobre las tablas se sale de la estadística. Y la performance que nos ofrecieron en Vigo hace unos días lo rubricó. Hay que ver a tUnE-yArDs para comprenderlo, va a ser inútil intentaros convencer y mucho menos describirlo, pero venga, que no se diga...

Su propuesta mezcla la exuberancia polirrítmica de la música africana con el pop oblicuo de los nuevos modernos, se codean con el freak folk y con el dance más voluptuoso, rapean, exhiben raíces blues, y se lanzan a revolverlo todo dentro de una lavadora loca en pleno programa de centrifugado.
Su show se asienta en una puesta en escena impactante, con un escenario repleto de percusiones, con dos coristas alocadas, un bajista que también juega con cachivaches tecno, y un gusto por construir catedrales sonoras sampleándose y generando loops adictivos.
Luego tenemos la voz humana, otra selva, algo bizarro e intenso que macera melodías perfectas pero tirando a raras, escapando de los rituales de lo habitual, renovando el pop, vamos. Los trajes frikis, las coreografías alocadas, y un control absoluto de su propia tormenta, con un show donde prácticamente no pausaron ni cuatro veces en todo el shon entre canción y canción.
Conclusión:; tUnE sirvieron, todo junto y bien revuelto, uno de los conciertos más cojonudos y vitales que recuerdo. A la altura de Shellac (en registro opuesto) o la mejor Björk (en formato mini e indie neoyorkino).
Mirad la que montan con seis palos, una pandereta y un taburete:

29 noviembre 2014

Primal Scream, "SCREAMADELICA" (1991)

He vuelto a escuchar Screamadelica el otro día, así que lo calzo ya en 1001 discos.
Estoy, en ese juego, por los discos de los sesenta, y zasca, me piro a 1991 para afirmar que esta obra maestra de Primal Scream le da sopas con hondas (lisérgicas) a mucha psicodelia sesentera. Es un flipe del copón, hablanodo en plata, un subidón de éxtasis que hace pie (apenas, porque todo es flotar en este disco) sobre suelo rock.
La más perfecta mezcla eufórica y drogada del rock y el house, el soul y la psicodelia, la innovación sonora y las raíces.
CANCIONACA: varias, pero Loaded mata de placer.

Star Wars: El Despertar de la Fuerza

En España La Guerra de las Galaxias (George Lucas, 1977se estrenó en verano de 1977, yo tenía siete años. El mazazo fue descomunal
Posiblemente estamos hablando de la primera película que realmente "me gustó".
Había ido antes al cine, pues claro, pero creo que la de Darth Vader fue esa primera peli que no obedece a la constante "me llevan al cine los mayores a ver una para niños" sino que yo pedí expresamente ver ESA película(seguramente espoleado por primos y amigos del cole, y también por la publi en televisión, aunque eran otros tiempos y en esto no había un bombardeo como el presente). Y la película me dio todo lo que esperaba y más: personajes carismáticos, villanos de traca, robots guays, todo tipo de extraterrestres, aventuras, acción, naves espaciales que te las creías, unos efectos especiales impresionantes. Gocé.

En 2015 se estrena la nueva, séptima ya, y es cierto que ni considero ya esta saga como algo fundamental, ni mucho menos valoro su vomitiva prolongación en los noventa. Pero mira... ahora dirige JJ Abrams, puede que esto se note en un brío nuevo. Y coño, que en la nueva vuelven Han Solo y los Skywalker, interpretados por los actores originales. Así que dime lo que quieras, que mi yo de siete años quiere verla (y llevarse al cine a su hijo, claro).

Ya hay teaser, disfrutadlo:

27 noviembre 2014

Mogwai - Teenage Exorcists (Official Video)

Music Industry 3. Fitness Industry 1 es el nombre del nuevo EP de Mogwai, y su single de adelanto apenas recuerda a la música de los escoceses. Es temazo, además, con las guitarras a tope y con melodías vocales como nunca antes.

23 noviembre 2014

Buffalo Springfield - Buffalo Springfield Again (1967)


Neil Young, Stephen Stills son los ejes de este discazo de folk psicodélico, raíces y vuelos lisérgicos sin desperdicio. No se arruga con los años, este traje.

Mejor este Papa

La noticia de que el Papa Francisco va a permitir que un matrimonio, una mujer y un laico dirijan –con rango de "subsecretarios" – organismos de la Curia vaticana – , es otro signo de que la cosa católica está mudando de piel. Para bien.  Desde que el argentino fue proclamado Papa pocas declaraciones resultan chirriantes, y muchas traen aires de contemporaneidad, concordia y compromiso con los más desfavorecidos.
Yo, muy agnóstico y nada cristiano, no estoy demasiado interesado en lo que digan unos señores que nos llaman hijos de Dios, concepto que me resulta muy marciano, pero seré sincero: vivimos en un occidente (y en un país) marcado por la cristiandad, que lo inunda todo cultural y mediáticamente, así que puestos a aguantar Papas, prefiero alguien como Francisco, con su carisma majete, sus declaraciones indignadas contra la pobreza o su firmeza contra los curas follaniñas, que no los maniquíes opusinos que llevábamos sufriendo desde los ochenta.
Por lo demás, la iglesia católica me parece algo a necrosar, antes que poner en valor, porque la ciencia y la historia nos gritan que todo lo suyo es mentira (el sentimiento homocéntrico; las mitologías pretéritas aplicadas a Jesús de Nazaret, resurrecciones inlcuídas, que desmontan su naturaleza, reducida a roba-mitos previos; el aprovechamiento del universo pagano para construir el santoral...), así que tras declarar con toda sinceridad que este Papa es cool, seguiré ignorando sus asuntos, como siempre. Bueno, cuando suframos su visita (que tocará tarde o temprano) igual no aguanto la sacarina y me desahogo. Pero de momento lo reconozco, es lo mejor que le pudo pasar a esa institución (de escaso recorrido evolutivo, es lo que es y basta leer el texto arriba enlazado para comprobarlo): hasta en South Park ha tenido su minuto de gloria, Francisco el Majo.
papa francesco south park

26 octubre 2014

CAMEL UP, juego de mesa familiar

Beinvenidos a la sección pater familias de este blog. QUizá si tienes hij@s o sobrin@s te resulte útil a la hora de hacer un regalo (cercana, recuerda... 25 de Diciembre ya lega).
Últimamente ando yo regalando al hijo juegos de mesa. Escapo bastante de los modelos más famosos y de las casas más, digamos, comerciales. Primero porque cada vez son más frecuentes los que combinan el tablero clásico con los gadgets electrónicos que no aportan nada. Y segundo, porque en cuestión de reglas del juego y su jugabilidad suelen ser bastante pueriles y con poca chicha.

El último hallazgo es Camel Up, un juego para niños a partir de ocho años que se hace atractivo para los padres, por su argumento (se trata de una carrera de camellos en el desierto en la que el jugador hace apuestas) y por sus regles (potenciando un poco de estrategia y un bastante de locura e imprevisibilidad) . La cosa no consiste solo en tirar dados (estos se usan también, siendo el cubilete la waka-pirámide que ves en la foto) sino que se puede entorpecer el recorrido, apostar por el ganador y el perdedor, y apostar por etapas o por resultados finales.
Vale, no parece nada del otro jueves, pero de verdad, jugado es muy entretenido (y espero poder jugar con más participantes.. admite hasta ocho jugadores).
Camel Up

Y bueno, de los vídeos que he consultado al respecto del juego, este es el que más me ha gustado: apertura de caja, explicación de instrucciones y valoración final (a partir del minuto 6'16).

En esta casa, en fin, gustan los juegos de mesa familiares creativos y atractivos, como puedes recordar: creo que un buen juego de mesa potencia el entretenimiento creativo, la estrategia, la sociabilidad... y te haces millonario si apuestas por el camello ganador.